La importancia de la rehabilitación del parque de viviendas en el centro de las ciudades

La importancia de la rehabilitación en el parque de viviendas en el centro de las ciudades:

No es novedad que el parque de viviendas en España se encuentra envejecido, ya que el 55% de los edificios es anterior a 1980 y el 21% tiene más de 50 años de antigüedad. Es evidente que las viviendas se han convertido en sumideros energéticos; más aún si tenemos en cuenta que el 58% de edificios se construyeron antes de la primera normativa sobre eficiencia energética, por lo que no cumplen ninguno de los estándares de eficiencia exigibles.

En este sentido, se prevé que la rehabilitación de viviendas será el modelo de actuación inmobiliaria más frecuente en el inmediato futuro, lo que permitirá adaptarnos a la modalidad europea donde la vivienda nueva es un sector que tiene menos peso que el sector de rehabilitación y renovación urbana. Además, existe un alto déficit de accesibilidad con una población altamente envejecida. Sin embargo, sorprendentemente, la rehabilitación en España se encuentra trece puntos por debajo de la media europea (41,7%).

Los datos revelan que en España se ha llegado al récord en reducción de natalidad por lo que la formación de familias que demandan vivienda nueva es progresivamente más reducido. Este hecho no significa que no se necesite vivienda nueva, de hecho se necesita, pero donde existe una mayor necesidad es en los centros urbanos de las grandes ciudades. Hay zonas con déficits habitacionales importantes, en Madrid hay todavía cientos de viviendas que no tienen baño incorporado a la propia vivienda dejando claro que hay una importante tarea de modernización y, sobre todo, de alcanzar el mínimo estándar de habitabilidad.

El parque de vivienda realizado en los años 60 y 70 está muy envejecido y necesita urgentemente una renovación y un reciclaje (viviendas sin ascensor, viviendas sin aislamiento, condiciones térmicas, energías limpias). En toda ciudad existen focos de suelos infrautilizados o zonas urbanas en crisis, la mayor parte de las veces como resultado de cambios en los patrones de crecimiento urbano y de productividad. Los cascos urbanos en decadencia albergan un número cada vez mayor de ciudadanos pobres y vulnerables. Estas zonas marginan y excluyen a los residentes y pueden tener un efecto negativo a largo plazo en la movilidad ascendente de esas personas.

Si bien es cierto que cada ciudad es un mundo, se pueden tomar ejemplos de ciudades rejuvenecidas como Bilbao, Buenos Aires o Washington DC en donde, a pesar de que las circunstancias varían en muchos aspectos, se aprecia como patrón común una importante coordinación de acciones desde una perspectiva integral (física, patrimonial, urbana, social, educativa, económica, etc.) y la colaboración activa de la sociedad. Lo cual nos demuestra que este tipo de acciones requieren de una perspectiva temporal y, en definitiva, de de toda la ciudad a fin de recuperar la ciudad para todos los ciudadanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buy now